“Tribulus terrestris”: afrodisíaco

El uso de afrodisíacos se conoce desde hace miles de años en las regiones de China e India, y en las culturas egipcia, romana y griega.

Los afrodisíacos eran apreciados por su capacidad para mejorar la experiencia sexual, la procreación humana y la capacidad de obtener una relación sexual satisfactoria.

Los afrodisíacos relajan el cuerpo cavernoso del tejido del músculo liso, mejora la calidad de erección y aumenta la satisfacción sexual (1).

El “Tríbulus terrestris” se considera un afrodisíaco ya que mejora el recuento de espermatozoides, una de las principales causas de la infertilidad masculina, que afecta en un promedio de 8-12% de las parejas en todo el mundo. El recuento de espermatozoides está relacionado con la líbido y es el reflejo sintomático de bajos niveles de testosterona libre en hombres, afectando aproximadamente al 30% de ellos entre los 40 y 79 años.

El “Tribulus terrestris” incrementa el recuento de espermatozoides en el 78% de los pacientes de 21 a 50 años (2) y la mezcla de 396 mg de “Tribulus terrestris”, con 150 mg del alga “Ecklonia bicyclis” y 144 mg de D-glucosamina y N-acetil-D-glucosamina durante 2 meses, mejora la libido en los hombres mayores y sin efectos secundarios (3).

En el caso de las mujeres, la disfunción sexual femenina es una enfermedad compleja multifactorial que se asocia con la disminución de los estrógenos y en dónde la menopausia es una etapa crítica.  En las mujeres, el “Tribulus terrestris” puede ayudar en los trastornos del deseo, aunque todavía es conveniente realizar más ensayos clínicos doble-ciego para evaluar mejor la eficacia y la seguridad (4).

Por otra parte, y en contra de lo que se cree, el “Tribulus terrestris” no mejora la composición corporal o el rendimiento deportivo en los hombres entrenados (5). Tampoco incrementa los andrógenos testosterona, androstendiona ni los niveles de hormona luteinizante ni directa ni indirectamente, en jóvenes sanos de 20 a 36 años que han ingerido de 10 a 20 mg/día de “T.terrestris” por kg de peso (6).

Finalmente, es interesante saber que el “Tribulus terrestris” no da positivo en las pruebas de hormonas según los límites de la agencia mundial antidopaje (7).

Nota del autor

El “Tríbulus terrestris” se considera un inductor de la función sexual, pero solo representa una pequeña parte de esta compleja función.  Tenga en cuenta que la actividad sexual no debe descender si quiere seguir siendo joven. No hay mejor forma de sentirse con 10, 20, 30, 40, 50 o 60 años menos que disfrutando de sexo frecuente. La sexualidad es un indicador de longevidad y su disminución no es ni irreparable ni permanente. Cualquiera puede dar marcha atrás al reloj de la vida sexual.

Mantener una sexualidad activa depende de factores como la nutrición, el ejercicio, la carencia de estrés o depresión, y mantener un nivel de hormonas sexuales semejantes al período de juventud.  Este nivel depende de las concentraciones en sangre de DHEA, testosterona libre, melatonina, estriol, pregnenolona, androstendiona, aldosterona, progesterona, insulina, oxitocina y tiroides. Todas ellas necesitan estar  en concentraciones equivalentes a la juventud y además, necesitan estar equilibradas. En la actualidad se puede conseguir mantener esas hormonas a nivel juvenil con la dieta, el ejercicio y los complementos alimenticios. El resultado es la mejora de la alegría y un beneficio saludable para el corazón, el cerebro y la musculatura.

BIBLIOGRAFIA

  1. Melnyk, John P.; Marcone, Massimo F.; Aphrodisiacs from plant and animal sources-A review of current scientific literature. Food Res. Intern, 2011;44(4):840-850.
  2. Sellandi, TM; Thakar, AB; Baghel, MS; Clinical study of Tribulus terrestris Linn in Oligozoospermia: A double blind study. Ayu, 2012;33(3):356-64.
  3. Iacono, Fabrizio; Prezioso, Domenico; Illiano, Ester; et al.; Sexual asthenia: Tradamixina versus Tadalafil 5 mg daily. BMC Surgery, 2012;12(1):S23.
  4. Mazaro-Costa, Renata; Andersen, Monica L.; Hachul, Helena; et al.; Medicinal Plants as Alternative Treatments for Female Sexual Dysfunction: Utopian Vision or Possible Treatment in Climacteric Women? J. Sexual Med. 2010;7(11):11:3695-3714.
  5. Antonio, J; Uelmen, J; Rodriguez, R; et al.; The effects of Tribulus terrestris on body composition and exercise performance in resistance-trained males. Inter. J. Sport Nutrit. 2000;10(2):208-215.
  6. Neychev, VK; Mitev, VI; The aphrodisiac herb Tribulus terrestris does not influence the androgen production in young men. J. Ethnopharmacol. 2005;101(1-3):319-323.
  7. Rogerson, Shane; Riches, Christopher J.; Jennings, Carl; et al.; The effect of five weeks of Tribulus terrestris supplementation on muscle strength and body composition during preseason training in elite rugby league players. Source: J. Strength Conditioning Res. 2007;21(2):348-353.